SOCIEDAD

Cannabis medicinal: el oficialismo busca que la gente pueda autocultivar

El oficialismo impulsa la sanción de una nueva ley de cannabis medicinal que contemple el autocultivo y reemplace a la norma aprobada en 2017, con la mira puesta en generar las condiciones para el desarrollo de una industria de cannabis para la salud como "fuente de generación de empleo genuino y potencialmente de ingresos de divisas" al país.

28/10/2020 19:43

950

Carolina Gaillard, diputada nacional del Frente de Todos por la provincia de Entre Ríos y presidenta de la Comisión de Legislación Penal de la cámara baja, sostuvo que la actual ley "es insuficiente y está mal regulada", por lo que considera necesaria la sanción de una nueva norma, que ya tiene estado parlamentario.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de organizaciones como Mamá Cultiva Argentina, la Red de Cannabis Medicinal del CONICET (RACME) y la Cámara Argentina de Cannabis, busca garantizar el acceso efectivo al cannabis para tratamientos de salud y que "aquellos que autocultivan puedan tener la tranquilidad de que no están incurriendo en ningún delito".

Provincias como Misiones, Jujuy y Mendoza ya dieron pasos en ese mismo sentido, mientras se aguarda que el presidente Alberto Fernández modifique la reglamentación de la ley vigente en sintonía con la nueva legislación que podría tratarse en el recinto el año próximo.

Según explicó Gaillard durante el webinar "Actualización para profesionales de la salud", organizado por la firma Farmacity, con la nueva ley aquellas personas que cumplan ciertos requisitos y estén habilitadas para cultivar cannabis para uso medicinal van a tener un carnet o certificado habilitante que les evitará cualquier inconveniente judicial.

Al mismo tiempo, se promoverá la comercialización del producto bajo un nuevo marco legal que permita la distribución en farmacias, dado que hoy "la única forma de acceder al cannabis medicinal en Argentina es a través del mercado negro o importando de otros países".

La legisladora es la autora del proyecto de nueva ley que apunta a garantizar "el acceso efectivo al cannabis para tratamientos de salud como derecho humano fundamental, entendiendo que se necesita un marco legal integral que no posee la ley existente".

Su proyecto estipula "la creación de un sistema único de licencias para autorizar el cultivo, producción, comercialización, importación y exportación de cannabis para la salud, y productos que lo contienen, las cuales serán gratuitas para autocultivo y cultivo solidario", mientras que desde el Instituto Nacional de Semillas (INASE) se procurará crear un Banco de Semillas que buscará garantizar un precio "justo y razonable" para su acceso.

En ese sentido, Jorge Alonso, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina y de Misiopharma, adelantó durante el webinar que "para mayo del año que viene estará aprobada la producción de aceite de cannabis en Misiones, el cual se podría comercializar en farmacias de forma gratuita para la población de la provincia, y también estaría a disposición de las obras sociales".

A su vez, Pablo Fazio, presidente de la Cámara Argentina del Cannabis, advirtió en el encuentro virtual que "Argentina está perdiendo tiempo en relación a la agenda de desarrollo económico que le está proponiendo el cannabis al mundo", y contrastó con las medidas adoptadas a nivel local con las de otros países de la región, como Colombia o Uruguay, donde la industria del cannabis fue declarada de "interés estratégico nacional".

"El cannabis es un fenómeno que atraviesa transversalmente a un montón de industrias. Como fenómeno económico, para un país como Argentina supone una oportunidad muy grande. Debemos avanzar con mucha audacia, porque tenemos que recuperar el tiempo perdido", concluyó.