PROVINCIA

Quién es el misterioso hombre detrás de las denuncias a Boudou


Se llama Antonio Ángel Tabanelli, tiene 75 años y es el dueño de Boldt, una empresa vinculada al juego.
11/03/2012 02:00
6.745

Antonio Ángel Tabanelli
disfruta sentarse frente a una máquina tragamonedas, apretar un botón y esperar
que el azar lo sorprenda. No es casualidad. El patrimonio que administra lo logró,
en gran medida, con este tipo de juego: no por ludópata afortunado sino como
empresario con aceitados contactos.
La acusación contra el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, de facilitar el
levantamiento de la quiebra de la imprenta ex Ciccone Calcográfica, que derivó
en la apertura de una causa judicial, condujo al funcionario a brindar una
entrevista a dos diarios nacionales para aclarar la situación: “Toda esta
operación montada desde Clarín y La
Nación tiene actores políticos y económicos por detrás que
han hecho uso del Estado desde hace mucho tiempo”, afirmó el ex ministro de
Economía en una entrevista.<br /><br />
<strong><em>–¿A
quién se refiere? –le preguntó uno de los periodistas.</em></strong><br /><br />
–Desde el punto de vista político al duhaldismo y al posduhaldismo residual. Desde
el económico a la empresa Boldt. Muchos se preguntarán: ¿Qué es esta empresa?
Es de la familia Tabanelli, cuyo principal operador político es el señor
Guillermo Gabella –agregó e involucró en este caso a una poderosa familia, que
siempre cultivó el bajo perfil.<br /><br />
La aparición en el mundo de los negocios de la familia Tabanelli se remonta a
1933, cuando constituyó una empresa gráfica dedicada a la imprenta de billetes
y cheques. Si bien Antonio Ángel, el jefe el clan, nunca se desprendió de esta
tarea, en la década del ’80 comenzó a gestar un giro –que terminaría siendo
radical– hacia los negocios del juego de azar, que a principios de los ’90 se
consolidó gracias a la gestión del entonces gobernador de la provincia de
Buenos Aires, Eduardo Duhalde.<br /><br />
El punto de inflexión se dio en 1993, cuando la provincia de Buenos Aires
incorporó las máquinas electrónicas para jugar quiniela online en todas las
agencias oficiales.<br /><br />
Sin licitación pública y a través de la contratación directa –que se otorgó
mediante un decreto del 24 de mayo de 1993–, la empresa conducida por Tabanelli
se hizo cargo de la instalación y el control del servicio en los más de 3000
locales habilitados.<br /><br />
“Nosotros fuimos los proveedores, en ese entonces en sociedad con otra firma,
que luego adquirimos totalmente”, relató el empresario en una entrevista con el
diario Perfil, en agosto del año pasado.<br /><br />
Leal a quien le abría las puertas de un suculento negocio, Tabanelli “luego
habría hecho aportes para la campaña presidencial de Duhalde”, según recuerda
una lejana nota del diario La
Nación, del 9 de abril de 2000.<br /><br />
Desde entonces, el crecimiento patrimonial de la firma fue vertiginoso. Casi
tanto como los sucesivos contactos políticos y empresarios. Así, logró
expandirse en Buenos Aires –alcanzó a supervisar todas las apuestas on line de
la provincia– y otras ciudades del país.<br /><br />
Incluso, sus negocios cruzaron los Andes y el Río de la Plata, y la empresa logró
afianzarse en Chile y Uruguay.<br /><br />
“He sido miembro activo en la Federación Gráfica, participé como director de la Bolsa de Comercio de Buenos
Aires, participo en la
Federación de Criadores de Angus, estamos muy activos en la Asociación
Latinoamericana de Juegos de Azar (A.L.A.J.A.). En todo este
tiempo he hablado con funcionarios, políticos, empresarios, dirigentes
sindicales, etcétera”, se sinceró Tabanelli en otra declaración pública.<br /><br />
Semejante agenda de contactos se resume en los siguientes datos: Boldt opera
hoy los casinos más importantes del país como el Trilenium Casino de Tigre –el
contrato para la explotación de este bloque de cemento levantado a orillas del
río se suscribió el 26 de enero de 1999 y se aprobó mediante el Decreto 726/99.
Luego fue refrendado en 2009–; el Casino Central Mar del Plata y el Casino de
Miramar, entre otros, lo que la coloca en el podio de los jugadores más
importantes del rubro.<br /><br />
Y posee un capital empresario de alrededor de 300 millones de pesos. Para
administrar de forma más prolija semejante activo, la familia dividió la firma
en: Boldt SA, Boldt Gaming y Boldt Impresores.<br /><br />
Pero la mentada prolijidad tuvo sus deslices. En el mundo financiero recuerdan
una investigación de la
Comisión Nacional de Valores (CNV) donde se reveló que la
empresa retocó las ganancias de los inversores de la empresa, utilizando
estados contables de meses anteriores y si auditar, por lo que recibió una
multa de 20 mil pesos.<br /><br />
En el mismo sentido, había apuntado el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en
la conferencia de prensa que brindó el viernes pasado: Boldt “fue denunciada
penalmente por la utilización de facturas apócrifas, falsificación de
documentos públicos y simulación dolosa de pago y sellos falsos”.<br /><br />
Acaso en una lectura maquiavélica de los negocios, Tabanelli dividió su capital
en diferentes emprendimientos –incluso llegó al rubro de la carne, lo que llevó
a Antonio a posicionarse críticamente frente al gobierno, durante el conflicto
de la Resolución
125–.<br /><br />
Según se desprende de los registros públicos, Tabanelli participa, en la gran
mayoría de sus emprendimientos junto a sus hijos Antonio Eduardo y Rosana
Beatriz Martina.<br /><br />
Así, el emporio familiar está constituido por la mentada Boldt y sus
ramificaciones, Casino Puerto Santa Fe SA, Trilenium SA, Buenos Aires Vial SRL,
Trest SA, Casino Melincue SA, Torre Puerto Santa Fe SA, Finmo SA, Inmobiliaria
Melincue S.A, Nuevo Puerto Santa Fe S.A, Parking Colón SA, Servicios para el
Transporte de la
Información SA, Automación Gráfica Sacif y Netstar SA.<br /><br />
Al menos en Boldt, Trilenium y en Casino Puerto Santa Fe aparece con algún
cargo relevante quien Boudou calificó como operador político de la primera de
las firmas: Guillermo Gabella.<br /><br />
A partir de la vinculación de Boldt en el caso Ciccone que realizó el
vicepresidente, la empresa comenzó a barajar la posibilidad de demandarlo. En
una carta que la firma envió a la
Bolsa de Comercio de Buenos Aires, afirmó que no descarta
iniciar acciones contra Boudou “en salvaguarda del prestigio y buen nombre
comercial”. “La empresa es ajena a cualquier disputa familiar o maniobra
política que hubieran motivado las declaraciones periodísticas (realizadas por
Boudou)”.<br /><br />
Según relata en la carta, los directivos de Boldt explicaron que actuaron con
la misma estructura societaria desde 1977, que intervino en el negocio de las
apuestas en 1983 y en 1993 incursionó en la captura online de las apuestas. Y
para defenderse de las acusaciones, también hizo una larga explicación de su
accionar durante el alquiler de la planta ex Ciccone, en el partido de Tigre,
luego de que se decretara la quiebra de la imprenta y comenzara una novelaque
aún se sigue escribiendo.<br /><br />
“No me preocupan las cercanías con el poder de turno”, ya había advertido
Tabanelli públicamente. Y agregó, de forma equívoca: “Estoy de acuerdo con que
los empresarios se interesen en política, pero en nuestra empresa no hacemos
política.” Boudou no piensa lo mismo.<br /><br />
Si bien hace 35 años que Tabanelli comanda las empresas familiares, a partir
del caso Ciccone, su nombre y sus negocios salieron de las bambalinas del
poder. Y no fue por azar.<br /><br />



<strong>“El operador político”</strong><br /><br />

Giullermo Gabella fue uno de
los hombres a los que apuntó el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, para
defenderse de las acusaciones en su contra en el caso Ciccone. Lo calificó como
“el operador político” de la firma Boldt. Y en una entrevista televisiva
denunció que el empresario se reunía cada 15 días con un columnista del diario La Nación. <br /><br />

Gabella trabajó para el
gobierno de la Ciudad
de Buenos Aires entre 1994 y 1996 y ostenta el cargo de director titular de
Boldt Gaming SA y Boldt SA además de compartir una serie de empresas con el
cerebro del grupo: Antonio Ángel Tabanelli. Entre ellas se destacan Trilenium
SA Casino Puerto Santa Fe, Formularios San Luis.<br /><br />



<strong>Las denuncias de Boudou</strong><br /><br />

“Cuando (Fernando) De la Rúa fue presidente de la Nación, puso como gerente
general de la Casa
de Moneda a Marcelo Leonardo Gómez, un ex empleado de la empresa Boldt. Y a los
pocos días hacen una UTE entre Boldt y Casa de Moneda para intentar llevar
adelante el censo que correspondía al año 2000.”<br /><br />

“Esta persona estuvo con un alto rango en la Casa de la Moneda hasta 2004, para volver luego a Boldt.
Formó parte del desguace de la
Casa de Moneda, que comienza con el Decreto 777 de Duhalde, y
que determina que la Casa
de Moneda y las tareas que realizaba pudieran ser realizadas por otras
empresas.”<br /><br />

“La firma Boldt empezó a hacer los padrones electorales, pasaportes y todo lo
que tenía que ver con la lotería. Pocos días antes de irse, Duhalde les dio
todos los contratos, la
Lotería Nacional, como había hecho antes en la provincia de
Buenos Aires cuando fue gobernador.”<br /><br />

“Es una empresa que se ha ido quedando con todo el sistema de juego electrónico
de la provincia de Buenos Aires sin ningún tipo de licitación. Fue avanzando
sobre cuestiones que el Estado podía hacer, como la impresión de padrones y
pasaportes.”<br /><br />

<br /><br />
“Hay que mirar con mucha atención al sistema del duhaldismo y al posduhaldismo,
y cómo operan en conjunto con estos personajes que trabajan en las sombras,
nunca ponen la cara, no los conoce nadie, y son los que sacan ventaja cuando el
que pierde es el Estado, que en definitiva es el conjunto de los argentinos.”<br /><br />

<em>(Fuente: InfoNews)</em><br /><br />